Hay varias posiciones para la lactancia: semisentada (también llamada “posición biológica”), Madonna, fútbol y acostada. Pídele a una enfermera o a la persona que te acompaña que te ayude a experimentar con ellos desde los primeros días. Es posible que sienta algunas molestias durante los primeros días, porque los pezones son entonces más sensibles. Generalmente, el dolor pasa después de unos segundos y sólo se experimenta durante la primera semana. Si el dolor persiste, incluso después de corregir el cierre, se sugiere que vea a un asesor de lactancia. El dolor que persiste no es normal y podría significar un problema mayor.