Una hamaca puede pesar desde tan sólo 300 gramos hasta más de un kilogramo para los modelos con suspensiones más complejas. Las hamacas más cortas / estrechas serán generalmente más ligeras que las ordinarias. Añade el sistema de suspensión elegido al peso total, esto debería añadir otros 250 a 400 gramos. Hoy en día la mayoría de los fabricantes de hamacas tienen una versión ultraligera de su modelo estándar.