Si te has dado cuenta, demasiados accesorios y colores matan totalmente el estilo de la sala de estar. No puedes entenderlo. Para hacerlo simple, puedes optar por materiales naturales para crear el lugar perfecto para relajarse, y aquí, el color marrón es el más destacado. Te sientes relajado a primera vista. La madera y el material del sofá ya hacen que quieras relajarte en él. y olvidarse del resto del mundo. El pequeño extra en esta decoración es la alfombra marrón, gris y beige que aporta un toque de autenticidad. Y ciertamente lo entendiste, las paredes están equipadas con colores más claros para resaltar el conjunto.